Columna de Opinión
‹ Volver a Columna de Opinión
24 nov
Tiempo de elecciones

En marzo del  2018 termina nuestro tercer año como Directorio del Centro de Padres: un tercer año que escapaba a nuestro mandato inicial pero que a petición de la comunidad, representada en la asamblea general, decidimos aceptar con la mayor disposición y voluntad.

 

Una de nuestras tareas prioritarias este 2017  era convocar a elecciones y para ello hicimos el abierto y público  llamado a ponernos en sentido de servicio, buscábamos que aflorase el compromiso, la voluntad, la gratuidad, la disposición y el sentido de comunidad. Pero no solo eso, queríamos que todo ello surgiese inspirado en la fraternidad que nos debe identificar.

 

En los cerca de treinta y dos  meses que llevamos a cargo de la asociación hemos conocido decenas de madres y padres que, voluntaria y espontáneamente han colaborado en una u otra acción que hemos emprendido, que han trabajado en el marco de sus respectivas quinas o bien los hemos visto presentado y ejecutando sus propias iniciativas: a ellos y todos quienes anónimamente les interesa nuestra comunidad fue nuestro llamado a participar.

 

Ser parte de un Centro de Padres es una experiencia gratificante y enriquecedora, pero por sobre todo, y a la luz de nuestra espiritualidad, es el espacio donde estamos llamados a practicar nuestro sentido comunitario, el cual alcanza su plenitud en el servicio por los demás, San Alberto Hurtado nos dice “Que cada uno se haga un deber de su vida servir”, esa fue nuestra convocatoria.

 

Desde las familias ignacianas surgieron dos propuestas, con sus propias ideas, énfasis, talentos y ganas. Ver a trece madres y padres, dispuestos a servir, trabajar y contribuir nos emociona y alegra profundamente.

 

A todos ellos, y desde este espacio y también desde la experiencia, les deseo lo mejor en este esfuerzo y que lo que queda de campaña y votación sea inspiración para futuras generaciones: a quienes ganen les sugiero integrar las ideas y apoyo de los apoderados de la otra lista y a quienes pierdan les pido no restarse y seguir aportando desde donde deseen servir. Siempre faltan ideas, manos y fuerzas.

 

¡Sigamos construyendo entre todos una mejor comunidad para nuestros hijos!.

Comentarios (0)
Tu mensaje será moderado antes de ser publicado.
Tu nombre
Tu e-mail (no será visible)
Comentario